En estos día me preguntaron acerca del diagnóstico de muerte cerebral. No los conocía y estuve investigando un poco. En realidad la definición de muerte cerebral es muy ambigua, y las legislaciones cambian en cada país. Pero podemor concentrar como deficinión, que la muerte cerebral es la pérdida irreversible de las funciones encefálicas. Ahora bien existen criterios, los más utilizados por todas las legislaciones incluyendo la de México, son los criterios de Harvard:

  1. Coma sin respuesta
  2. Apnea
  3. Ausencia de reflejos encefálicos (pares craneales y tallo cerebral)
  4. Ausencia de reflejos espinales
  5. Electroencefalograma con ausencia de actividad eléctrica encefálica (isoeléctrico)
  6. Descartar intoxicaciones e hipotermia
  7. Persistencia de estas condiciones por más de 24 hrs

Exísten otros criterios, los “criterios suecos” que incluyen además estudios radiográficos con medio de contraste, donde se evidencia la ausencia de medio de contraste en encéfalo. Es de notar que la función cardiaca puede persistir de forma espontánea (ya que el corazón tiene su propio sistema nervioso)

La legislación mexicana es más o menos una copia de estos criterios, claro que en la mayoría de los centro médicos del país no exísten EEG y no se realizan las pruebas con medio de contraste de forma rutinaria. Estas pruebas cobran mucha importancia en el caso de donantes de órganos con muerte cerebral.

Es necesario mencionar la diferencia que existe con estado vegetativo, el cual es un estado donde también está bolida la conciencia, la cognición y las emociones, pero en el estado vegetativo estan conservadas funciones como la ventilación, la capacidad de mantener un TA, ciclos de sueño vigilia.